Saltar al contenido

Tips y ejercicios de pista para trabajar la mentalidad

El rendimiento en el pádel depende de múltiples factores. Algunos de ellos son poco controlables, por ejemplo, las condiciones climatológicas cuando jugamos en outdoor, pero hay cuatro apartados que podemos controlar, medir y entrenar: la condición física, la toma de decisiones, las destrezas técnicas y los apartados psicológicos. Es por tanto en estos aspectos en los que debemos centrarnos para seguir progresando en nuestro juego.

Los deportistas profesionales cuentan con una figura específica para cada una de las áreas que hemos descrito (un CAFYDE, un psicólogo, un técnico, etc). Por su parte, en los jugadores amateur, el monitor encarna una figura única que debe dominar mínimamente todas estas áreas, para poder así entrenar de forma integral a sus deportistas. Comúnmente, el apartado psicológico es el más olvidado por los entrenadores, a pesar del gran papel que juegan algunos apartados como la concentración y la mentalidad positiva en el resultado de los partidos. Es por ello que en este artículo vamos a mostraros algunos tips, tanto para monitores como para jugadores, que os permitan trabajar la mentalidad positiva y afrontar las situaciones difíciles que se presentan durante el partido.

Debemos tener en cuenta a la hora de afrontar un partido de pádel que todos tenemos tres conversaciones abiertas durante el juego. Una es con tu compañero, con el que la relación dependerá de la personalidad de cada uno, aunque normalmente una comunicación y apoyo fluidos suele ser la que mejores resultados presenta. La segunda es con los rivales, donde debe prevalecer el respeto y el fair play. Y la más importante, es contigo mismo. Durante el partido,
mantenemos un dialogo interno que influye en el resultado más de lo que creemos. Un diálogo interno negativo (“todo me sale mal”, “no soy capaz de meter la bola”, “como he fallado dos remates ya no le pego más”) puede provocar ansiedad y tomar decisiones erróneas y muy precipitadas. Pero, ¿cómo podemos entrenar para este aspecto?

Primer tip

Lo primero que debemos tener en cuenta es que mientras más complicada sea la situación a la que nos enfrentamos (bola de break en contra, set abajo, …), peores situaciones van a generar nuestros pensamientos (vas a perder el partido, vas a fallar el primer saque, te van a hacer el break …). Es un mecanismo propio de la ansiedad, que nos predispone ante el peligro. Ante ello, debemos tomarnos nuestro tiempo, tanto para sacar como para restar, y asimilar que esas situaciones no han pasado, que son presupuestos futuros, y que pueden o no ocurrir.

Segundo tip

Lo segundo que debemos pensar es que, ante situaciones complicadas, debemos de no precipitarnos. Tratar de salir rápido de la situación (un remate en malas condiciones, por ejemplo) no suele dar buenos resultados, y que debemos explotar lo que nos suele dar buenos resultados (voleas profundas y con poco riesgo, restar al centro, …). A continuación os vamos a proponer dos ejercicios para que practiquéis con vuestros alumnos, monitores y compañeros todo esto que os hemos descrito.

Primer ejercicio

Primero, os proponemos una situación en cruzado (muy útil en 1×1 con rey de la pista), donde el sacador comienza 0-30 abajo el juego y el restador no puede tirar globos. El objetivo del ejercicio es tratar de buscar situaciones de partido en las que, a pesar de ir abajo en el marcador, seguimos presionando con nuestros tiros para que la pareja al resto no pueda sacarnos el globo y ganarnos la posición. Para ello es importante que seáis firmes en vuestras voleas, que variéis las direcciones de los tiros y que juguéis con poco rebote. Además, de las correcciones técnicas y tácticas, y dadas las limitaciones que ponemos al defensor, ayudamos a que nuestros jugadores remonten 0-30 en muchas ocasiones, pudiendo generar posibles diálogos positivos cuando se enfrenten a 0-30 en situaciones de partido, porque ellos ya tienen experiencia en sus situaciones de entrenamiento de haber salido victoriosos de estas situaciones planteadas.

Segundo ejercicio

En segundo lugar, para situaciones donde estamos en complicaciones y nos encontramos al resto, vamos a plantear un ejercicio de 40-30 en contra, pero solo damos una posibilidad de saque (no hay media, el fallar el saque implica perder el punto). Esta modificación nos permite que los saques sean menos potentes, lo que facilita el resto. Además, vamos a dar dos consignas a nuestro restador. La primera es que mantenga un dialogo positivo (“voy a restar bien”; probad esta consigna antes de valorarla) y la segunda es que solo tire el globo cuando la bola tenga mucho rebote de pared (perdería el punto si lo tira sin pared, por ejemplo). Con esto, estamos produciendo situaciones de seguridad para él, y generando que en muchas ocasiones tenga éxito, por lo que en situaciones de partido donde vayan 40-30 tendrá diálogos más positivos (por sus experiencias en el entrenamiento) y mejores decisiones.

¡Probadlo y nos contáis!

¡Subscríbete!

Tranquilo, NO haremos spam. Solo queremos tenerte al día de las noticias y ofertas más relevantes. ¡No te lo pierdas!

¡GRACIAS!